* Zonas de acceso restringido

Sabes cual es la ventana más adecuada para ti

¿Qué ventanas ahorran más energía?

Ahorro energético: SI, pero sin mentiras.

Uno de los factores “de moda” que la publicidad propone al comprador, para elegir una nueva ventana, es el ahorro que obtendrá al reducir el consumo energético de la vivienda a lo largo de los años.

En este asunto es inexcusable contrastar la información que se publica; se divulgan muchas afirmaciones sin sentido, a veces basadas en toscas mentiras.

Los argumentos aquí expuestos se basan en conclusiones verificadas por estudios técnicos serios llevados a cabo por el prestigioso laboratorio acreditado TECNALIA.

Las principales conclusiones del estudio realizado son:

  1. Queda demostrado que si se sustituye cualquier ventana “vieja” por una nueva de cierta calidad se produce un considerable ahorro energético, independientemente del material elegido. Algo que el sentido común nos puede decir, y que otros materiales argumentan como una ventaja competitiva.
  2. Se demuestra que si cambiamos nuestra vieja ventana por una de aluminio o plástico (PVC), con similares características, el ahorro energético que conseguiremos será prácticamente igual.
  3. La denominada transmitancia del marco de la ventana, es decir, el paso de calor en la parte de la ventana que no es vidrio (el marco, bien de aluminio, madera, PVC, acero…) influye mucho menos de lo que se publicita, para manipular, en el aislamiento global de la ventana. El estudio de TECNALIA asume que en una ventana normal el porcentaje de marco respecto al total del hueco no llega al 25%, es decir, el vidrio es un 75% y el marco un 25%. Es un error elegir pensando sólo en un marco con una transmitancia muy baja; se debe elegir una ventana que en su conjunto ofrezca la transmitancia más baja posible siendo adecuada al lugar donde se instala.

 

 

3-1

 

A desmontar teorías

Además… ¿Qué ocurrirá con el paso del tiempo? El ahorro debe producirse a corto, a medio y a largo plazo. A la hora de elegir una ventana, debemos sopesar la resistencia y la duración del producto. Necesitamos que la ventana mantenga intactas sus prestaciones a lo largo del tiempo. En general en España la ventana debe resistir sin deformaciones y pérdidas de color, muy habituales en materiales plásticos de menor dureza y sensibles a la luz del sol y al calor.

Se puede leer en Internet que el plástico (PVC) es capaz de ahorrar muchísimo más que el aluminio, ¿cuánto?… En esos textos la cantidad que se le ocurra al fabricante… ¿De dónde sacan estos números? En general, para las comparativas utilizan una ventana de aluminio de hace 40 años con respecto a una de plástico (PVC) actual. Como es lógico, esa ventana de aluminio con vidrio sencillo aísla menos que esa de plástico (PVC) con doble acristalamiento aislante.

Instalación, instalación, instalación

Le recomendamos que haga especial hincapié en contar con los servicios de un profesional que garantice una correcta instalación. Incluso si compra un gran producto, mal instalado, no conseguirá los objetivos perseguidos.

Hay que tener en cuenta otras características térmicas

Para poder optimizar el coste energético final, considerando calefacción y refrigeración (invierno / verano), como son el factor solar, el sistema de ventilación natural, el tamaño de ventana, la permeabilidad al aire y la iluminación natural, que dependen de la climatología y la ubicación.

https://youtu.be/aMrWSs8B2aI

 

¿Qué ventanas son más duraderas?

Es muy fácil encontrar ventanas de aluminio instaladas hace décadas que mantienen intactas sus cualidades.

Setenta años después de su instalación, las ventanas del Empire State Building de Nueva York se revisaron para adaptar sus vidrios a las modernas tecnologías de control solar y ajustar sus herrajes para comprobar su correcto funcionamiento. Tras una limpieza, el aluminio sigue siendo el mismo. ¿Pueden otros materiales afirmar esto?

 

 

3-2

 

Empire State Building. Nueva York.

Hay aluminio sin sufrir alteraciones en las fachadas de fantásticos edificios con más de 100 años de antigüedad.

Si eliges aluminio para tus ventanas, estarás optando por el material más duradero, y por lo tanto el único que mantiene invariables sus virtudes con el paso de los años. Tus ventanas de aluminio durarán lo que necesites, sin sufrir deformaciones, alteraciones, etc.

¿Qué resiste más, un metal o un plástico?

Una ventana de plástico (PVC) necesita un refuerzo en su interior, normalmente de acero, para no deformarse. Porque el PVC no es ni más ni menos que un plástico. Por cierto: ¿hay, por ejemplo, coches de plástico? No

 

¿Qué ventanas son más ecológicas?

En este terreno, las ventajas del aluminio son impresionantes.

El aluminio es un material ecológico por ser 100% reciclable infinitas veces, es decir, sostenible Esto se demuestra con datos:

  • 5% Porcentaje de la energía que se usó para fabricarlo la primera vez, que se requiere para fabricarlo la segunda y sucesivas veces.
  • 70% Porcentaje del total del aluminio que se ha fabricado en el mundo en sus 125 años de historia industrial, que sigue actualmente en uso, porque se recicla una y otra vez.

Por el contrario, las supuestas características ecológicas del plástico (PVC) no soportan el más mínimo análisis. Sus patrocinadores aseguran que el policloruro de vinilo (PVC) es reciclable, sostenible y, por lo tanto, ecológico. Pero resulta que no lo es.

 

3-3

 

¿Qué material es más reciclable?

En primer lugar, ¿es realmente reciclable el PVC? Aceptemos, a modo de ejercicio, que una parte de los perfiles de PVC para fabricación de ventanas se reciclará, aunque sea carísimo. ¿Cómo se sabe? Muy fácil: el precio del PVC usado es cero o hay que pagar para que lo retiren. No hay un mercado para el PVC usado.

Como se está acumulando una gran cantidad de residuos de este material, las autoridades medioambientales exigen que se recupere de alguna manera, como ocurre con muchos residuos no reciclables. Los productores reconocen que la alternativa más económica es lo que llaman “recuperación energética”: Esto significa, ni más ni menos, que hay que quemar los residuos de PVC para generar calor a través de la combustión y así “recuperar” una mínima parte de la energía que costó fabricarlo. Un negocio ruinoso. Por cierto ¿el PVC arde? No hay duda de que Sí.

 

La fórmula del PVC, el reciclaje y la Directiva Europea REACH.

Indagando en el auténtico reciclaje, nos encontraremos con la fórmula del PVC, que es secreta, y ha ido cambiando con el tiempo. Así, el PVC antiguo, el que encontramos en la deconstrucción de los edificios, fabricado hace 20 o 30 años, puede contener numerosos aditivos que lo hacen irrecuperable: cadmio, plomo, estabilizantes, plastificantes, endurecedores, etc., que en un alto porcentaje han sido prohibidos (*) en años posteriores por ser tóxicos, cancerígenos o peligrosos para la reproducción. Esta corriente de residuos peligrosos no puede mezclarse con el PVC más reciente.

Moraleja: La mayor parte del PVC usado no se puede recuperar para su uso, no puede ser reciclado y se impone la “recuperación energética”, pero habrá que tener mucho cuidado con la emisión de dioxinas y el almacenamiento de las cenizas.

(*) The Regulation (EC) No 1907/2006 concerning the Registration, Evaluation, Authorization and Restriction of Chemicals (REACH) www.eppa-profiles.eu

 

3-4

 

¿Es realmente cierto que se pueden fabricar los mismos productos con PVC reciclado?

La respuesta, rotunda, es NO. Y esto es muy fácil de comprobar. La norma europea de perfiles de PVC, la EN 12608, bajo la cual se fabrican estos productos, rechaza expresamente el uso de cualquier tipo de PVC reciclado en la superficie exterior de los perfiles. La norma (Apdo. 5.1.2.3) solo permite emplear PVC reciclado si se recubre exteriormente de material virgen, de manera que el componente reciclado debe situarse por coextrusión en el núcleo del perfil y estar recubierto por, al menos, 0,5 mm de material virgen. Esto es, según señala la Asociación Europea de fabricantes de perfiles de PVC, lo que logra «minimizar el peligro del Plomo para la salud humana» (*).

 

¿Qué material es más sostenible?

De nuevo, seguro que todos hemos oído decirlo, pero ¿es realmente sostenible el PVC? Primero debemos dejar claro el concepto de sostenibilidad. La Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de 1992 acuñó la definición oficial: “Se llama desarrollo sostenible a aquel desarrollo que es capaz de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones”.

Intuitivamente una actividad sostenible es aquélla que se puede mantener. Por ejemplo, cortar árboles de un bosque asegurando la repoblación es una actividad sostenible. Por contra, consumir petróleo NO es sostenible con los conocimientos actuales, ya que no se conoce ningún sistema para crear petróleo a partir de la biomasa. Además, si la materia prima de la que procede un producto, como es el petróleo en el caso del PVC, es un recurso fósil, que no se repone, que se agota, el producto no puede ser sostenible.

Las estimaciones más optimistas nos dicen que el planeta Tierra tiene reservas de petróleo para 50/55 años. Y no hay más, no se recicla: no podemos volver a obtener petróleo de los residuos de petróleo. Llegará un momento en que no se pueda obtener más PVC, por lo que la fabricación de ventanas de este material, que hoy es claramente insostenible, llegará a será imposible.

La cuestión se responde fácilmente:

  • El Aluminio lleva 100 años siendo efectivamente reciclado
  • El PVC después de 50 años, nos siguen diciendo que es “reciclable”.

¿Verdad que no es lo mismo?

La Sostenibilidad del Aluminio en la Edificación

 

¿Qué ventanas aíslan más?

Aislamiento, sin manipulación.

Aislamiento térmico sin manipulación.

Este factor es de gran relevancia en la elección de una ventana, pero también es el que, con mayor frivolidad, se está manipulando para confundir y “engañar” al consumidor. De hecho, para medir el aislamiento térmico de una ventana se utiliza exclusivamente la “transmitancia térmica”, uno de los factores que mide la capacidad aislante de un elemento constructivo.

 

3-5

 

Desde hace varios años, el consumidor está siendo bombardeado con datos relativos al factor de transmitancia térmica del perfil, como si éste fuera mucho más decisivo de lo que en realidad es, y se manipula la influencia que tiene de la siguiente manera:

  1. Una ventana se compone de marco y vidrio. El vidrio es la parte acristalada, mientras que el marco es el resto. Para saber si una ventana es más o menos aislante, aunque tomemos como referencia los valores de transmitancia del marco, deberíamos analizarla como el conjunto que es, pues nadie instala una ventana sin vidrio, ¿verdad?
  2. Esto es continuamente manipulado por los fabricantes de PVC, que comparan únicamente la transmitancia del marco, y no del conjunto. ¿Resultado? Las comparativas así realizadas destacan la diferencia entre un plástico como el PVC y un metal como el aluminio, y hacen ver que el supuesto ahorro del marco es igual al ahorro total de la ventana.

 

  1. ¿Por qué no realizan el cálculo en conjunto? Pues muy sencillo, porque al introducir el vidrio, el cual ocupa prácticamente el 80% de la ventana, el supuesto ahorro debido a la transmitancia solo supone un 20% cuando cambiamos los marcos.
  2. En ese 20% es donde se deben comparar los materiales. Recurriendo a un símil futbolístico, afirman que el ahorro se produce en todo el campo de fútbol y, de producirse, sería sólo en una parte del área pequeña.
  3. Por otra parte, nunca se comparan ventanas de aluminio con RPT (Rotura de Puente Térmico) que son las que el profesional recomendará en caso de que la ubicación de la vivienda, orientación de la fachada y el resto de necesidades hagan necesario un marco de elevadas prestaciones.
  4. Cuando esa falsa ventaja desaparece, entran en juego otros factores determinantes como la calidad, la duración, la resistencia, la estética, la seguridad, el reciclado, etc., donde el plástico siempre pierde.

 

Conclusión

Si analizamos el aislamiento de una ventana, teniendo en cuenta el conjunto (marco y vidrio), el aluminio con RPT obtiene datos prácticamente iguales a otros materiales, y por lo tanto, la diferencia en el ahorro de consumo energético que se consigue al instalar una ventana con marcos de uno u otro material es insignificante, casi inexistente (ver el estudio “La Influencia del marco de la ventana en la calificación energética de los edificios”).

Estudio Influencia del marco en el Ahorro Energético

 

3-6

 

Aislamiento acústico.

Las ventanas de aluminio consiguen un aislamiento acústico prácticamente igual a las ventanas de otros materiales pero, con una ventaja, el aluminio se mantendrá inalterable a lo largo de los años, y por lo tanto sus valores también lo harán, mientras que otros materiales sufren con el tiempo deformaciones y alteraciones.

 

¿Qué ventanas son seguras de verdad en caso de incendio?

¿Has pensado alguna vez qué sucedería si en tu vivienda se produjera un incendio?
Efectivamente es una situación poco probable pero, ¿y si ocurriera?

Elegir ventanas de aluminio proporciona una gran seguridad en caso de incendio.

Las ventanas de aluminio resistirán temperaturas mucho mayores y no desprenderán ninguna sustancia nociva, cosa que otros materiales no pueden argumentar.

El aluminio no arde, ni emite ningún tipo de sustancia tóxica. Su punto de fusión es de 660º C, una temperatura muy por encima de otros materiales de construcción, la cual se alcanza, en todo caso, cuando el incendio está en una etapa muy avanzada.

En el caso de cubiertas y tejados, la incombustibilidad del aluminio y su punto de fusión favorecen que el edificio se “abra”, permitiendo salir el calor y el humo en caso de incendio. Esto reduce la carga térmica sobre importantes elementos de la estructura, ampliando el tiempo disponible para la evacuación del edificio y facilitando la labor de extinción del incendio.

 

3-7

 

¿Qué ventanas te protegen más ante un intento de robo?

Otra circunstancia que tal vez puede suceder en tu vivienda es sufrir un intento de robo.

Instalar ventanas con una buena resistencia anti intrusión minimiza los riesgos, y aquí el aluminio es insuperable.

El aluminio es un material altamente resistente que no necesita refuerzos para asegurar sus magníficas prestaciones. Esta resistencia permite crear soluciones que dificultan enormemente intrusiones forzosas.

Mientras que otros materiales son fáciles de quebrar y deformar con un golpe fuerte, una palanca o un taladro a pilas, un buen producto de aluminio ofrecerá una resistencia mucho mayor y dificultará enormemente el acceso.

 

3-8

 

¿Qué ventanas tienen una mejor relación calidad / precio?

Cuando analizamos el precio de una ventana, ¿no deberíamos tener en cuenta factores como la duración, la resistencia, la inalterabilidad, etc.?

Cuando nos plantemos instalar nuevas ventanas en una vivienda, debemos buscar ventanas no solo que duren mucho, sino que al cabo de los años mantengan intactas sus propiedades, y en esto el aluminio destaca sobre los demás.

Por este motivo, para determinar la ventana que tiene mejor calidad/precio debemos incluir las cualidades más importantes de la misma y la duración que dicha ventana ofrecerá sin necesidad de mantenimiento y conservando todas sus prestaciones. Si unificamos todos los factores, el aluminio saldrá sin duda vencedor frente a otros materiales.

 

3-9

 

Cuidado porque casi siempre lo “barato” sale caro.

 

Profesionales, profesionales, profesionales

Recomendamos SIEMPRE asesorarse por profesionales de verdad. Si lo hace así, recibirá un presupuesto donde el material recomendado buscará la satisfacción del cliente y no el beneficio a corto plazo del instalador.

 

¿Qué ventanas te permiten más opciones estéticas?

El aluminio es elegido por los más prestigiosos estudios de arquitectura para buscar múltiples soluciones arquitectónicas. ¿el motivo? Es un material que permite libertad de creación.

El aluminio permite diferentes soluciones decorativas que proporcionan innumerables posibilidades:

  • Estética y amplias soluciones constructivas: infinitos acabados y opciones de diseño.
  • Mayores posibilidades de diseño y construcción, con diversidad de aperturas y tipologías.
  • Acabados estéticos bicolores: un acabado superficial de calidad de un modo más sencillo
  • Una gama de terminaciones mucho más amplia, sobre todo en colores metálicos
  • Más diversidad en formas y tipos de perfil.

 

3,10

 

¿Qué ventanas pueden garantizar los acabados?

Garantizar la calidad de los productos es una prioridad para el sector del aluminio.

Por esto motivo, para tener garantía en los acabados de soluciones realizadas en aluminio, el sector posee 3 marcas de calidad de reconocido prestigio internacional: Qualicoat para el aluminio lacado, Qualanod para el aluminio anodizado, y Qualideco para acabados decorativos del aluminio como el efecto madera.

Cuando solicite un producto de aluminio, exija a su instalador que el acabado que le ofrece haya sido realizado bajo una marca de calidad.

 

3,11www.qualanod.net

 

3,13www.qualicoat.net

 

3,12www.qualideco.eu

 

 

Comisión de marcas de calidad de la AEA (Asociación Española del Aluminio y Tratamientos de Superficie)

3,14

www.asoc-aluminio.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies